Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

Ignacio Diego reelegido por el 98,7% de los votos presidente del PP de Cantabria

Trabajará por hacer de Cantabria una región "viable" porque asegura que la comunidad tiene "posibilidades infinitas y vamos a sacarles provecho".

 

Ignacio Diego ha sido reelegido este sábado como presidente del Partido Popular de Cantabria con el 98,7 por ciento de los votos de los 920 compromisarios que han participado en el 11 Congreso Regional del PP, a los que ha asegurado que trabajará para hacer de Cantabria una comunidad "viable" y bien administrada.

Tras su proclamación y la intervención del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, en representación del Partido Popular nacional, Diego ha afirmado que continuará trabajando por la sociedad que propugna su formación, que en Cantabria significa "una región moderna, avanzada, con una calidad de vida envidiable, implicada en las redes internacionales de la cultura, la economía y la convivencia", que dentro de una España "mejor" tenga su lugar como referente de "bienestar, calidad, preparación" y sea "fuente de optimismo".

El también presidente cántabro, que afronta su tercer mandato como líder del PP, ha hecho balance del primer año al frente del Gobierno, en el que se han realizado "todos los esfuerzos posibles para enderezar las circunstancias y sentar las bases de un futuro más halagüeño". Y es que ha asegurado que Cantabria tiene "posibilidades infinitas y vamos a sacarles provecho".

Ha manifestado que la apuesta del PP es "reencaminar" la región hacia la sostenibilidad a pesar de no tener recursos por la "deuda heredada" que ahora tiene que pagar el actual Gobierno.

En este sentido ha afirmado que no sólo le "motivan" los resultados económicos sino las personas, que son "el eje de todas las políticas" del PP. Por eso las medidas de ajuste que está aplicando, "que no veníamos a hacerlas pero a las que nos obliga la herencia de Revilla y Gorostiaga", se llevan a cabo con "sensibilidad social".

Ignacio Diego también ha hablado de la implantación de una "nueva cultura" basada en un diálogo que a él le "negó" el anterior presidente regional, el regionalista Miguel Ángel Revilla, y en la voluntad de llegar a acuerdos con la oposición. "Porque ellos cometieron muchos errores pero ellos comparten el amor por nuestra tierra y la necesidad de revitalizar la actividad económica y crear empleo", ha dicho.

De ahí que el principio que "mueve" a Diego sea el de "juntos, sacar a Cantabria de esta situación y ponerla en el lugar que se merece". "Creo firmemente en las capacidades de esta tierra y estoy convencido de que con este Gobierno regional, todos juntos, vamos a sacar adelante esta tierra, no me cabe duda", ha insistido.

El presidente se ha referido asimismo a la necesidad de inversión y de acometer reformas "vitales", como la reforma laboral, "que puede ser discutida, pero peor era no hacer ninguna, que es lo que hizo Zapatero". Para ésta, ha pedido el "margen de confianza que se merece" para que se analice por sus resultados.

De reformas como éstas o la del sistema financiero surgirá una Cantabria "fuerte y sólida", de "muchas oportunidades y puertas abiertas a nuestros hijos", una sociedad "con la que nos hemos comprometido y a la que aspiramos".

Diego ha concluido con un agradecimiento a su padre, "que no ha podido ver cómo su hijo era elegido presidente de Cantabria", a su madre y a su mujer e hijas. "A trabajar por Cantabria", ha instado a los compromisarios al finalizar su intervención.

 

(Con información de Europa Press)

 

Fotografías en Alta Resolución en nuestro canal de Flickr

Multimedia

Videos

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

Aplicaciones móviles