Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

Diego apuesta por un “gran acuerdo nacional de las fuerzas constitucionalistas”

Amplios sectores políticos, sociales y económicos están alarmados ante la posibilidad de una ruptura de nuestro marco constitucional y sus efectos en la recuperación económica y en la integridad de nuestra nación.

El presidente del Partido Popular, Ignacio Diego, ha mostrado su confianza en que se consiga “un gran acuerdo nacional de las fuerzas constitucionalistas” ya que según subraya es “sin duda la mejor de las soluciones si queremos garantizar un marco de estabilidad que es indispensable para proseguir en la recuperación económica, que es la piedra angular que soporta todo nuestro sistema de protección y servicios sociales”.

En este punto de las negociaciones para dotar a España de un nuevo gobierno, Diego subraya que “esta es una hora de grandes acuerdos y de altura de miras entre las fuerzas que representan a la inmensa mayoría de los españoles”.

“Es evidente que amplios sectores políticos, sociales y económicos están alarmados ante la posibilidad de una ruptura de nuestro marco constitucional y sus efectos en la recuperación económica y en la integridad de nuestra nación”.

El presidente del PP considera que España se encuentra ante un doble desafío “en el que nos jugamos nuestro futuro como sociedad desarrollada y como nación” por lo que la “enorme” incertidumbre de estos días debe solventarse cuanto antes “si queremos seguir avanzando en la recuperación económica (y por tanto en la creación de empleo) y si queremos poner fin al desafío secesionista que pretende la fragmentación unilateral de nuestra nación”.

“Las fuerzas nacionalistas saben que se encuentran ante una oportunidad histórica de imponer al conjunto de los españoles sus procesos secesionistas, aprovechando la debilidad de cualquier gobierno que necesite claudicar ante sus demandas para garantizar el acceso al gobierno”.

Diego califica de “muy desalentadora” la posición del partido socialista, “dividido internamente entre quienes tienen realmente una visión de Estado y quienes tienen una visión cortoplacista de salvar el pellejo político propio”.

“No puedo evitar preguntarme qué pensarán la inmensa mayoría de los cántabros ante el hecho injustificable de que el partido socialista de Cantabria haya cedido a su senador por nuestra región para la conformación del grupo parlamentario de Izquierda Republicana de Cataluña”. Una formación, que según recuerda Ignacio Diego, es el partido “que está pilotando, junto con fuerzas antisistema como la CUP, un proceso unilateral de independencia en Cataluña”.

“Este hecho demuestra, entre otras cosas, lo irrelevante que es el partido socialista de Cantabria, toda vez que el grupo parlamentario socialista ha escogido, para esta irresponsable cesión, precisamente a un senador de nuestra tierra, que por otra parte es una tierra donde el sentimiento de pertenencia a la nación española es prácticamente unánime”.

Diego reflexiona que “un senador socialista por Andalucía no se hubiese prestado a esta chalaneo irresponsable, que se entiende como la primera de otras muchas concesiones que habrán de acometer en el caso de conformar un gobierno encabezado por Pedro Sánchez con el apoyo de estas fuerzas separatistas y de los leninistas 3.0 de Podemos, como con acierto les calificó el propio Felipe González”.

Sin duda la secretaria general de los socialistas de Cantabria debe explicar a los cántabros cómo es posible que un senador que nos representa a todos “se ha prestado a este chantaje. ¿Cuántos votos hubiera obtenido ERC de haber presentado candidatura al Senado por Cantabria? Sin duda ninguno, pero la señora Díaz Tezanos les ha facilitado unos cuantos miles de votos de ciudadanos que jamás pensaron que al votar al socialismo cántabro estaban votando al independentismo catalán”.

Sólo queda esperar que “la responsabilidad y el patriotismo, que es evidente en muchos dirigentes socialistas, acabe por imponerse al sectarismo y la ambición personal de quien, hoy por hoy, es el líder más sectario y más débil que ha dirigido el partido socialista desde la Transición: Pedro Sánchez”.

España, en 1978, fue capaz de articular un enorme pacto político y social en unas circunstancias muy complejas. Un pacto que antepuso la concordia y el interés de España a las diferencias ideológicas y programáticas. “Sería muy lamentable que en la España de 2016, mucho más avanzada en lo económico y en lo social, algunos no fuesen capaces de ver todo lo que nos estamos jugando”.

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Telegram
  • Instagram

Aplicaciones móviles

El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies