Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

Diego dice que en 2014 los cántabros van a ver las pruebas evidentes de las mejoras planificadas por el PP

Explicó la gestión de su Gobierno y respondió a las preguntas de los vecinos de Cabezón de la Sal en el segundo de los encuentros organizados por el Partido Popular dentro del ciclo de actos 'Las Cosas Claras'.

 

El presidente del Partido Popular y del Gobierno de Cantabria, Ignacio Diego, expuso en la tarde de ayer a los vecinos de Cabezón de la Sal la gestión que está llevando a cabo este partido a nivel autonómico y respondió a las preguntas que éstos quisieron plantearle.

En un encuentro que se desarrolló en la Casa del Deporte de Cabezón de la Sal, dentro del ciclo de actos programados por el PP bajo el título 'Las Cosas Claras', Ignacio Diego hizo balance de sus dos años y medio de gestión en el Gobierno de Cantabria y aseguró que, a partir de este año 2014, todo lo planificado e impulsado en este tiempo "va a empezar a dar resultado" y los cántabros van a ver las "pruebas evidentes". "Cantabria será pronto esa comunidad autónoma con el nivel de vida y oportunidades para sus ciudadanos que todos deseamos", apostilló.

Y es que, aunque reconoció que "queda camino por recorrer", dijo que "las cosas están cambiando y no por casualidad", atribuyendo este avance a las medidas impulsadas por los gobiernos del PP y al esfuerzo de todos los ciudadanos.

Acompañado de la alcaldesa de Cabezón de la Sal, Esther Merino, - quien agradeció el ejercicio de transparencia "sin precedentes en un presidente autonómico" que está demostrando Ignacio Diego al acercarse a los ciudadanos y exponerse a sus preguntas, "a veces complicadas" -, el presidente regional trasladó a quienes asistieron a esta cita que el suyo es un Gobierno "serio, responsable, que da la cara, que afronta los problemas, resuelve muchos de ellos y que va a seguir trabajando" como lo viene haciendo.

Así, tras explicar que el PP se encontró la comunidad autónoma en verano de 2011 "en ruina" y "en riesgo de no poder prestar los servicios básicos a los ciudadanos", Diego destacó las acciones fundamentales de la gestión del Partido Popular para superar esta situación. "Impusimos en las formas de actuar sentido común, decencia y responsabilidad ante el dinero de los ciudadanos", sentenció, destacando las medidas de austeridad en el uso de los fondos públicos como la reducción del 50% de los entes públicos regionales, la reducción de un tercio de los altos cargos, la reducción al mínimo del número de diputados en el Parlamento de Cantabria, o la creación de una oficina de Control del Gasto dependiente de Presidencia.

Estas medidas han permitido, según recordó, que Cantabria haya pasado "de ser una de las comunidades autónomas con el déficit más alto, a controlar el déficit y situarse dentro de los parámetros exigidos", algo que dijo ha supuesto "el principio de la recuperación de la confianza" en la región.

Asimismo, el presidente autonómico señaló que en estos dos años y medio, además de trabajar por devolver el equilibrio a las cuentas y la solvencia y la credibilidad al Gobierno de Cantabria, su Ejecutivo ha trabajado en crear condiciones favorables para el sector privado y los empresarios de la comunidad autónoma, al entender que son los "protagonistas" de la recuperación económica y la creación de empleo, con líneas de financiación, ayudas a la inversión, fomento del emprendimiento, y planes de empleo y formación, entre otras medidas.

Durante su exposición, Ignacio Diego destacó la reivindicación ante el Estado entre las medidas de "buen gobierno" aplicadas por su Ejecutivo, y al respecto dijo que "si en Cantabria hay un partido regionalista no es el PRC, sino el Partido Popular de Cantabria" que, a diferencia de la coalición de gobierno PRC-PSOE, está demostrando defender los derechos y los intereses de los cántabros al conseguir del Estado en dos años lo que socialistas y regionalistas no consiguieron en ocho: la reanudación de las obras de la Autovía del Cantábrico; una inversión de 100 millones de euros para el Ferrocarril de la Meseta; fondos para la Autovía del Agua; la modificación de la Ley de Costas; condiciones específicas en beneficio de la industria cántabra como la rebaja del denominado "céntimo verde"; soluciones para la integración ferroviaria en Torrelavega; o la transferencia a Cantabria del edificio del Banco de España.

En este punto, el presidente quiso expresar su satisfacción por la reanudación de las obras de Valdecilla que se ha producido este miércoles para su conclusión definitiva en la primavera de 2015, y por haber conseguido 28 millones del Estado para su financiación.

Torrelavega

Durante su presencia en Cabezón de la Sal, el presidente del Partido Popular de Cantabria ha hecho referencia a la moción de censura que PSOE y PRC han llevado a cabo en Torrelavega contra el popular Ildefonso Calderón. Una moción - según ha dicho - "democrática" pero cuya moralidad ha puesto en cuestión, ya que ha opinado que "no había ninguna razón objetiva para que se hiciera esa moción de censura", sino que se ha debido a "intereses políticos y personales y sin atender para nada los intereses de los ciudadanos de Torrelavega".

Al hilo, Ignacio Diego ha censurado que después de la presión que han ejercido sobre el equipo del gobierno del PP en el Ayuntamiento de Torrelavega en relación con la situación de la empresa Sniace, la recién nombrada alcaldesa de la ciudad, la socialista Lidia Ruiz Salmón, haya reconocido en unas recientes declaraciones y "lavándose las manos cual Pilatos" que "desde un Ayuntamiento poco se puede hacer por una empresa como Sniace".

A este respecto, Ignacio Diego recordó que su Gobierno ha hecho incluso más de lo que los trabajadores de Sniace esperaban de él en relación con su problema, como han reconocido públicamente, agregando que seguirá trabajando por esta empresa y todos sus trabajadores "como lo he hecho hasta ahora o con más ahínco, porque es mi obligación y mi responsabilidad", aún sabiendo que su destino no está en manos del Gobierno de Cantabria ni del Ayuntamiento, sino de la empresa.

Fracking

En el turno de preguntas que se abrió al término de su intervención, Ignacio Diego respondió a las cuestiones que los vecinos de Cabezón de la Sal le plantearon respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, suprimido por el Gobierno autonómico del Partido Popular; por la situación del paro en la comunidad autónoma; la finalización de Valdecilla en 2015; o el fracking.

Ahondando en este último punto, el presidente del Partido Popular de Cantabria subrayó el compromiso de su formación política en contra de la utilización de la técnica de la fractura hidráulica en el territorio de la comunidad autónoma, y explicó que, en el caso de que se declarase la inconstitucionalidad de la Ley de Cantabria que prohíbe el fracking en la región, la comunidad autónoma dispone de mecanismos para evitar esta práctica como el planeamiento urbanístico de cada uno de los ayuntamientos o la Ley del Suelo, que limita las actividades mineras o de extracción de hidrocarburos a los suelos rústicos de especial protección minera.

Señaló que "sin la calificación de suelo de especial protección minera en Cantabria no se pincha fracking" y, si alguien pretende hacer lo contrario, "seré el primero en ponerme a la cabeza de la gente que no quiere que se haga el fracking en Cantabria", dijo.

 

FAR del acto público del PP 'Las Cosas Claras' en Cabezón de la Sal 1

FAR del acto público del PP 'Las Cosas Claras' en Cabezón de la Sal 2

FAR del acto público del PP 'Las Cosas Claras' en Cabezón de la Sal 3

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Instagram
  • Telegram
El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies