Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

El PP dice que los nuevos controles del agua darán la puntilla a las microindustrias agroalimentarias

El diputado Pedro Gómez pide que no se impongan más requisitos y recuerda que todas las empresas alimentarias aplican planes de autocontrol para garantizar la seguridad de los alimentos que elaboran

“Las obligaciones que establece el nuevo real decreto van a ser un obstáculo de difícil cumplimiento para las microempresas agroalimentarias, con el consecuente impacto en nuestro desarrollo rural”, dice

 

El Partido Popular ha registrado una proposición no de ley en el Parlamento para que se excluya a las microempresas agroalimentarias de la aplicación del próximo real decreto sobre criterios de calidad del agua de consumo humano, porque los nuevos requisitos que establece darán la puntilla a estas pequeñas producciones.

El diputado y portavoz del Grupo Popular en materia de Alimentación, Pedro Gómez, ha explicado que actualmente las microempresas alimentarias aplican una serie de controles y analíticas del agua que utilizan en cumplimiento de la normativa higiénico sanitaria europea. Unos controles que, según ha dicho, suponen un desembolso económico muy importante para pequeñas producciones como pueden ser las queserías artesanas y de campo, cerveceras artesanales u obradores de productos como sobaos o quesadas, entre otras actividades.

Gómez ha recordado que en diciembre de 2020 se publicó una directiva europea relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano que plantea la posibilidad de eximir a la industria agroalimentaria del cumplimiento de la normativa. Sin embargo, según ha añadido, en la transposición de esta directiva a la normativa nacional mediante un nuevo Real Decreto, no se lleva a la práctica esa excepción y se sigue incluyendo el agua de uso en la industria alimentaria.  

El diputado popular ha aclarado que el hecho de estar fuera del ámbito de aplicación de esta normativa no es óbice en ningún caso para que el agua de uso en estas empresas alimentarias deje de controlarse eficazmente, en el contexto de la normativa europea sobre higiene alimentaria.

Y, en este sentido, ha recordado que todas las empresas alimentarias aplican planes de autocontrol para garantizar la seguridad de los alimentos que elaboran.

En la proposición no de ley del PP, se insta al Gobierno de Cantabria a solicitar al Gobierno de España la exclusión de las microempresas agroalimentarias del ámbito de aplicación del próximo real decreto por el que se establecen los criterios técnico sanitarios del suministro y control de la calidad del agua de consumo, debido al difícil encaje legal en el mismo.

“Las obligaciones que establece el nuevo real decreto van a ser un obstáculo de difícil cumplimiento para las microempresas agroalimentarias por sus especiales características, con el consecuente impacto en nuestro desarrollo rural por el cese de actividades o la imposibilidad de comenzar nuevos proyectos”, ha afirmado Pedro Gómez, lamentando un nuevo agravio para el sector primario que se suma a la protección del lobo, la nula gestión del problema de los purines, la mala negociación de las ayudas de la PAC o la falta de soluciones ante los bajos precios de productos como la leche y el altísimo coste de las materias primas.  

“Va siendo hora de que el gobierno de Pedro Sánchez trabaje por facilitar la implantación y subsistencia de negocios en nuestro medio rural, en lugar de ir poniendo palos en las ruedas de los emprendedores que hacen imposible la viabilidad de esos negocios”, ha concluido.

 

Se adjuntan audio, fotografía y PNL del Grupo Popular

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Instagram
  • Telegram
El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies