Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

El PP solicita al Gobierno de Cantabria que se implique para que se reactiven las obras de la A-73

Iñigo Fernández asegura que esta infraestructura es imprescindible para las comunicaciones de Cantabria con La Meseta y con la capital de España

“El Gobierno de España tiene absolutamente abandonada la autovía A-73 entre Burgos y Aguilar, ni habla de ella, pero lo grave es que el Gobierno de Cantabria tampoco lo hace”, dice

 

El Partido Popular ha solicitado al Gobierno de Cantabria que se implique y que exija al Gobierno de España la inmediata reactivación de las obras de los tramos pendientes de la autovía A-73 entre Burgos y Aguilar de Campoo.

Mediante una proposición no de ley que ha presentado hoy en rueda de prensa el portavoz parlamentario Iñigo Fernández, los populares proponen un calendario para la licitación de los tramos pendientes de ejecución, de tal manera que antes de concluya el año 2021 se inicie el trámite de licitación del tramo entre Aguilar de Campoo y Báscones de Valdivia y a lo largo del 2022 se activen los otros tres tramos pendientes, entre Pedrosa de Valdelucio y Santa Cruz del Tozo; Santa Cruz del Tozo y Montorio; y Montorio y Quintanaortuño.

Iñigo Fernández ha explicado que esta iniciativa responde a dos motivos principales: en primer lugar, que la inminente conclusión de las obras del tramo Báscones de Valdivia-Pedrosa de Valdelucio pone en evidencia el estado de paralización y abandono en que el Gobierno de España mantiene el resto de la obra y, en segundo lugar, que desde el PP consideran que los Presupuestos Generales del Estado para 2022, cuya tramitación comienza en estos días, deben consignar una partida para asignar esos trabajos con los que de una vez por todas terminar la infraestructura.

“Mientras que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene abandonada una infraestructura vital para Cantabria, el Gobierno de Miguel Ángel Revilla no puede estar en silencio, consentir esto y tragar con todo como está haciendo”, ha dicho el portavoz popular, señalando que la A-73 es una infraestructura que, si bien no se desarrolla a lo largo del territorio de Cantabria, es imprescindible para sus comunicaciones con Burgos, con La Meseta y con la capital de España y precisamente en un momento en que el levantamiento del peaje entre Burgos y Álava puede significar una competencia aún mayor de cara a la salida de los burgaleses y los castellanos hacia el litoral cantábrico.

Iñigo Fernández ha recordado que todos los tramos ejecutados en la autovía A-73 han sido impulsados por gobiernos del Partido Popular y que desde la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa lo único que se ha hecho ha sido pisar el freno en la tramitación y no se ha avanzado en absoluto a lo largo de los últimos tres años.

En este sentido, ha señalado que durante el mandato de Ana Pastor como ministra de Fomento (2011-2016) se ejecutaron los trabajos correspondientes a la circunvalación de Burgos y a los tramos entre Burgos y Vivar y Vivar y Quintanaortuño, todos los cuales entraron en servicio en ese periodo. Y que, más tarde, durante el periodo en el que Íñigo de la Serna (2016-2018) estuvo al frente de este departamento, se retomaron las obras desde la vertiente norte de la infraestructura, cuyo resultado ha sido la ejecución del tramo de 12,5 kilómetros de longitud entre Báscones de Valdivia y Pedrosa de Valdelucio. Aquellas obras se iniciaron en 2017 y concluyen ahora, cuatro años después.

Además, Fernández ha recordado que la previsión del ministro Iñigo de la Serna era incorporar esta autovía al llamado Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), de tal manera que, mediante un único contrato cuya licitación estaba previsto sacar en 534 millones de euros, se pretendía ejecutar los cuatro tramos restantes y el mantenimiento de la autovía en su totalidad por un tiempo de 30 años.

“Es decir, Iñigo de la Serna pone a trabajar las máquinas en el tramo Báscones de Valdivia-Pedrosa de Valdelucio e inicia la tramitación para adjudicar los tramos Aguilar de Campoo-Báscones de Valdivia, Pedrosa de Valdelucio-Santa Cruz del Tozo, Santa Cruz del Tozo-Montorio y Montorio-Quintanaortuño, junto con el mantenimiento de todo el recorrido por un tiempo de 30 años. Llega Pedro Sánchez a La Moncloa y todo se paraliza, salvo el tramo que ya se encontraba en ejecución, y en estos tres largos años de Sánchez en La Moncloa no se ha avanzado ni un centímetro en la tramitación de los tramos pendientes y ni siquiera ha sido capaz de proceder a actualizar a la nueva legislación los proyectos técnicos de ejecución que tienen ya 15 años”, ha lamentado el portavoz popular.

A juicio de Iñigo Fernández, todo esto demuestra que para el Gobierno de España la autovía A-73 entre Burgos y Aguilar de Campoo no es una prioridad. “El Gobierno de España tiene absolutamente abandonada la autovía A-73 entre Burgos y Aguilar, ni habla de ella, pero lo grave es que el Gobierno de Cantabria tampoco lo hace cuando la comunidad autónoma se juega mucho en la ejecución de esta infraestructura, porque acorta 35 kilómetros el recorrido de viaje a Madrid, reduce la duración del viaje a Burgos o a Madrid en 15 minutos y porque, mientras que en la parte que debe comunicar Cantabria con Burgos y La Meseta no se hace nada, se abren y se mejoran las comunicaciones entre Burgos, Álava y Vizcaya”, ha dicho, criticando que al Gobierno de Cantabria parece que nada de esto le importe.

Esta iniciativa se debatirá en el pleno del Parlamento de Cantabria del día 11 de octubre.

 

Se adjuntan audio, fotografía y PNL del Grupo Popular

Documentos relacionados

Multimedia

Videos

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Instagram
  • Telegram
El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies