Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

Buruaga pide al Gobierno que en lugar de demonizar a la hostelería apruebe ya ayudas directas contundentes

“El mismo día que se decreta una nueva restricción debería aprobarse una ayuda”, afirma la presidenta del PP

Advierte de que el Gobierno ha vuelto a generar hoy incertidumbre con sus vaguedades sobre la hora de cierre de bares y restaurantes

La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, ha exigido al Gobierno de Cantabria que, en lugar de demonizar a la hostelería, apruebe ya ayudas directas inmediatas y contundentes, porque se está abocando a la ruina a un sector que está cargando con la factura de la crisis sanitaria.

La presidenta ha hecho hincapié en que el Partido Popular no cuestiona las restricciones acordadas para frenar los contagios siempre que se basen en criterios sanitarios, pero sí que se deje tirada a la hostelería, que no es causante de la pandemia ni culpable, sino víctima, porque es la que paga las consecuencias de la necesidad de reducir los contactos sociales y la movilidad.

“El mismo día que se decreta el cierre tiene que aprobarse una ayuda”, ha dicho la presidenta, quien ha afirmado que el sector tenía que tener ya las ayudas en los bolsillos, pero no ha recibido aún ni un solo euro de los diez millones anunciados, mientras cada día se aprueban nuevas restricciones, puesto que el adelanto del toque de queda anunciado hoy supone adelantar también el cierre de los negocios y reducir su actividad.

Y ha advertido de que el presidente, Miguel Ángel Revilla, y el vicepresidente, Pablo Zuloaga, han vuelto a generar hoy incertidumbre en el sector con sus vaguedades y su indefinición, porque han anunciado que el toque de queda se adelanta de las 00.00 horas a las 22.00 horas, pero no han sido capaces de concretar el nuevo horario de cierre de la hostelería, establecido a día de hoy a las 23.00 horas. “Parece que no aprenden la lección”, ha dicho.

Según Buruaga, la situación de estas empresas es insostenible y sus protestas totalmente comprensibles, porque se trata de un sector que quiere trabajar y no puede a pesar de estar haciendo bien las cosas; un sector que es vital para la economía, que genera actividad y emplea mano de obra de forma intensiva y que está muy vinculado a nuestra forma de vida y relación.

“Y lo dramático –ha añadido- es que todo esto está ocurriendo mientras se está tramitando un presupuesto que ante una situación cada vez más grave, da la espalda a la hostelería y a los sectores más significativamente dañados por las restricciones derivadas de la pandemia”.

Buruaga ha recordado que el Partido Popular ha propuesto establecer un plan de rescate de esos negocios por importe de 25 millones de euros y extender a toda Cantabria un programa similar al del Ayuntamiento de Santander, a través de un cheque familia de entre 1.000 y 1.500 euros para aumentar el gasto en el comercio local, la hostelería y en los servicios prestados por profesionales y autónomos.

La presidenta del PP cántabro ha defendido que estas ayudas regionales deberían ir acompañadas de medidas del Gobierno de España. “Nosotros defendemos que a ingresos cero, impuestos cero y cuotas cero”, ha concluido.

Multimedia

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Telegram
  • Instagram

Aplicaciones móviles

El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies