Contacta
Salir Usuarios

menu móvilmenu móvil

El PP considera que el nivel de exigencia ética de Revilla siempre es muy alto para los demás y muy bajo para sí mismo

Íñigo Fernández considera que el presidente regional hace "un auténtico papelón" al mantener a Luisa Real, quien "está completamente contaminada por el escándalo del Servicio Cántabro de Salud”

 

El Partido Popular considera que Revilla hace un "auténtico papelón" al mantener en su cargo a la consejera de Sanidad, Luisa Real, pese a que la Fiscalía ve indicios de delito en la actuación de toda la cúpula directiva del Servicio Cántabro de Salud (SCS), y lamenta que "el nivel de exigencia ética de Revilla siempre es muy alto para los demás y muy bajo para sí mismo". Según Íñigo Fernández, diputado regional y portavoz del PP, Revilla "está preso del PSOE y por eso cede a las exigencias de Pablo Zuloaga, en este caso en relación con el cese de Luisa Real".

"No hablamos de que, puntualmente, un alto cargo haya sido imputado; hablamos de que toda la cúpula directiva del Servicio Cántabro de Salud está acusada por la Fiscalía", explica Fernández, para quien "en esas condiciones la consejera de Sanidad debe asumir responsabilidades políticas".

Además, recuerda Fernández que "cuando conoció la denuncia, en lugar de actuar, Luisa Real ocultó los hechos y bloqueó la investigación", por lo que "su implicación en el escándalo de los contratos del Servicio Cántabro de Salud es evidente".

"Revilla concibe la ética, la dignidad y la decencia como un embudo: lo ancho para él y los estrecho para los demás. Si este escándalo se hubiera producido en Madrid o en Andalucía, ya estaría pidiendo cabezas y dimisiones por todas las televisiones de España". Sin embargo "aquí calla, escurre el bulto, agacha las orejas y esconde el hocico: eso es lo que hace Revilla cuando la corrupción le estalla en las manos".

"Es escandaloso que diga que desconoce que uno de los altos cargos acusados por la Fiscalía continúa en el cargo y que va a preguntar a la consejera. ¿Es esto un presidente? ¿Es admisible que no sepa cómo está la situación, aunque lleve ocho días de vacaciones en México?", se preguntan los populares. "En realidad, lleva de vacaciones tres años y medio: toda la legislatura", añade Íñigo Fernández.

"Luisa Real está completamente contaminada por este escándalo, no sólo por ser responsable de los nombramientos de toda la cúpula directiva ahora investigada por la Justicia, sino porque conoció los hechos y los ocultó, y porque maniobró para bloquear la investigación cuando se hicieron públicos. Debe dimitir y, si no lo hace, el presidente no tiene más remedio que cesarla, aunque no le deje Zuloaga", añade el PP. "Es lo que haría cualquier presidente decente, aunque ya se sabe que la decencia y la ética es algo que Revilla solo exige a los demás, pero nunca se exige a sí mismo", concluyó.

Multimedia

blog comments powered by Disqus

Suscríbete a nuestros canales

  • Telegram

Aplicaciones móviles

El uso de este sitio implica la aceptación del aviso legal del Partido Popular de Cantabria.
x

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies